Consejos para contratar una hipoteca

Consejos para contratar una hipoteca

La compra de una nueva vivienda conlleva en la mayoría de los casos, la contratación de una hipoteca.

La compra de una nueva vivienda conlleva en la mayoría de los casos, la contratación de una hipoteca. Antes de firmar debemos estar muy alerta y muy informados de todos los pros y los contras de cada tipo de hipoteca para escoger la que mejor se adecúe a nuestro caso y nuestras necesidades.

  • COMPARAR: No debemos firmar a la ligera. Es una de las decisiones más importantes de nuestra vida y por ello, debemos ser muy conscientes de qué estamos firmando. Comparar las condiciones de las diferentes hipotecas que ofrecen cada uno de los bancos es algo primordial. Factores a tener en cuenta: aval que exigen en cada caso, facilidades de pago… Debemos valorar absolutamente todos los aspectos para tomar la decisión de la entidad con la que firmar.
  • NEGOCIAR: No debemos tener miedo a negociar las condiciones con las entidades con las que estamos llevando a cabo comparaciones de préstamos.
  • ACORTAR: Debemos intentar reducir al máximo el número de años de duración de nuestra hipoteca y establecer una balanza porque en principio, puede resultar muy apetecible una cuota muy baja (más baja cuantos más años hipotecados) pero debemos valorar también que la vida siempre puede dar muchísimas vueltas… Además de, por supuesto, los temidos intereses (más interesas cuantos más años hipotecados).
  • PREVEER: Debemos adelantarnos a todo. No podemos olvidar los gastos extra: amueblar, una pequeña reforma, el gasto de escrituración, gastos de mudanza… Es aconsejable hacer un listado con todos los gastos adicionales que nos vamos a encontrar por el camino, y por el contrario, no calcular el total de nuestra hipoteca únicamente en base al precio de la vivienda, si no, como decimos calcular con previsión.
  • OBSERVAR: Uno de los puntos más importantes es el de ser muy conscientes de la letra pequeña y analizar bien, punto por punto, cada uno de los puntos del préstamo.
  • SEGMENTAR: Debemos hacernos un esquema mental de cuáles van a ser nuestros gastos mensuales a partir del momento de la contratación de la hipoteca para que en un futuro no tengamos ningún problema económico. Es decir, debemos contestar a la pregunta ¿qué porcentaje de mi sueldo debo destina a mi hipoteca? Los expertos han establecido que el gasto hipotecario no debe superar el 40% del sueldo mensual. Además, el resto de deudas (préstamo personal, financiaciones, préstamo coche…) no deben sumar más de otro 10% del salario mensual. De esta forma, podremos ir pagando nuestras deudas holgadamente, e incluso llegar a ahorrar entre un 5 y un 10% del sueldo para ir teniendo un colchón para imprevistos.

Recuerda que en ALIA Servicios Inmobiliarios queremos ayudarte en la búsqueda de la hipoteca que mejor encaje con tus necesidades y agilizaremos el proceso de  gestión de la misma para que se torne en un proceso rápido y sencillo para ti. Despreocúpate, somos especialistas en gestión hipotecaria.

Nuestra larga trayectoria es una prueba de la experiencia que poseemos en el mercado,  realizando estudios económicos y gestiones de préstamo. Estos trámites son realizados por ALIA Servicios Inmobiliarios de manera totalmente gratuita, así como el  proporcionar  asesoramiento jurídico, fiscal y financiero sin coste a nuestros clientes.

En ALIA Servicios Inmobiliarios nos hacemos cargo del proceso integral de búsqueda, gestión y trámite hipotecario bajo los más elevados estándares de calidad para la completa satisfacción y tranquilidad del cliente.

Leave a Comment

Your email address will not be published.