El trabajo del agente inmobiliario: ¿qué hacemos por ti?

El trabajo del agente inmobiliario: ¿qué hacemos por ti?

Muchas veces el trabajo más costoso y que más horas conlleva es el que resulta menos notorio. Y por eso, hoy queremos contaros todo lo que los agentes inmobiliarios realizamos en la sombra. Porque nuestro trabajo, el de un buen agente inmobiliario es mucho más que colgar una vivienda en un buscador, y acompañar a realizar visitas a la misma. Nuestro trabajo es acompañar tanto al vendedor como el comprador en el camino y en la tarea más importante para ellos.

1. En primer lugar, en una fase previa, analizamos el estado del mercado para poder asesorar a la hora de fijar el verdadero valor y precio de la vivienda a vender. Además, construimos unos márgenes en los que establecer las negociaciones y contraofertas, ajustándonos a las necesidades e intereses de los propietarios.

2. Además, elaboramos un informe con los datos de la vivienda: zona geográfica, barrio, metros cuadrados, situación de la misma, disposición, posibilidades, adecuación al mercado… Para fijar el precio de salida a la venta.

3. Antes de mostrar la vivienda: realizamos su puesta a punto:

Preparamos la vivienda. Esto es, un “lavado de cara” general para hacerla más atractiva visualmente. Despejamos mobiliario y objetos personales para mostrar mejor las posibilidades que ofrece.

Realizamos un reportaje fotográfico profesional. En ALIA opinamos que las fotografías son imprescindibles para una buena venta. Es por eso que cuidamos la calidad de las mismas y mimamos todos los detalles para que la vivienda quede retratada en todo su esplendor.

– Realizamos además, vídeos promocionales con dichas fotografías y estamos a la última en tecnología en este aspecto, adentrándonos en el mundo de la fotografías 360º.

– A continuación, situamos la vivienda en los portales principales, así como en nuestro portal propio. Conocemos la mejor manera de redactar y posicionar los anuncios de viviendas en Internet. Somos profesionales en marketing y sabemos la importancia que tiene estar presentes en todos los portales inmobiliarios, así como en redes sociales. Pero además, llevamos a cabo publicidad de manera tradicional con impresiones de gran calidad, publicidad en revistas…

4. Somos básicos para llevar a cabo la negociación. Somos especialistas en librar estas “batallas” que muchas veces pueden ser más difíciles y costosas que lo que pueda parecer en un principio. Es cierto que en muchas otras ocasiones, el acuerdo final es más sencillo de alcanzar pero puede ocurrir que no sea así, y es entonces cuando entra la necesidad de la figura del agente inmobiliario y sus años de experiencia en este tipo de cuestiones.

5. Otro de los puntos clave en el trabajado de un agente inmobiliario es el de llevar a cabo la asesoría jurídica a ambas partes. Tanto para la asistencia para la obtención de hipotecas, necesidades burocráticas, resolver dudas sobre trámites, financiación y un largo etc. Además, los agentes inmobiliarios somos figuras de “mediación” entre ambas partes y tenemos la obligación de que el proceso de compra-venta cumpla todos los aspectos legales. Es decir, verificamos todo el proceso. Y preparamos todo el papeleo necesario para la consecución del mismo.

6. Por último, damos un importante y a veces poco conocido servicio postventa.

En definitiva, el agente inmobiliario vela por la tranquilidad de que todo el proceso de compra-venta sea fructífero para ambas partes y la satisfacción de todo.

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.